Extraído de ION Corriente Alterna 10.
Lunes 14 de Octubre 2013.
Por Luis reyes

Un tema que ha alcanzado bastante polémica en la era moderna de los deportes, ha sido el uso de los esteroides o drogas para mejorar el rendimiento. Esto ha afectado a la gran mayoría de los deportistas, desde eventos como las olimpiadas hasta las grandes ligas. Es como si fuera una pósima del fracaso.

¿Qué son?
Los esteroides o drogas para mejorar el rendimiento son sustancias regularmente ilegales, que incentivan el crecimiento muscular en el ser humano a través de un incremento irregular de testosteronas y hormonas de crecimiento. Los esteroides también estimulan la mente y el enfoque para mejorar el rendimiento. Por otro lado sirven para anular dolores de lesiones y para la recuperación de las mismas o el desgaste muscular.

En el mundo de los deportes es muy común el uso de estas sustancias. La razón más común que tienen los atletas para usar estas drogas, es para el mejoramiento físico y para optimizar su rendimiento. Se atribuye al nivel de competencia tan alta que enfrentan los atletas hoy en día, y a la presión que reciben de los fanáticos y seguidores para llenar sus expectativas.

La gran decepción.
Recientemente han surgido muchas polémicas entre atletas conocidos mundialmente como es el caso de Lance Armstrong. El mismo ganó el Tour de France en ciclismo con un record de siete veces consecutivas desde 1999 hasta el 2005. Estos títulos le fueron removidos y fue expulsado de por vida del deporte después de confesar el uso de esteroides en Enero del 2013.

Casos parecidos se han presentado en las Grandes Ligas con jugadores de renombre como José Canseco, Mark McGwire, Barry Bonds, Alex Rodríguez, Manny Ramírez, entre otros. Estos jugadores dominaron el deporte en su época, sin embargo, solo lograron manchar su imagen y legado por el uso de sustancias prohibidas.

El dilema
Existen muchos argumentos de profesionales deportivos para la legalización de los esteroirdes. Pero nosotros consideramos que las instituciones deben seguir fomentando la prohibición de estos fármacos.

Está clínicamente comprobado que el uso de éstas sustancias pueden ser perjudiciales para la salud a largo plazo. Legalizarlas en los deportes, solo incentivaría a la juventud a utilizarlos. Es un problema complicado, dada la presión que reciben nuestros atletas, pero no puede haber un mayor orgullo personal que cumplir tus objetivos con una conciencia limpia y un cuerpo sano y natural.

La iglesia defiende la vida, pero no la vida artificial que perjudique de cualquier forma la salud. El cuerpo humano es increíble, y con disciplina y entrenamiento puede lograr grandes cosas. De igual forma, Dios nos ha regalado este cuerpo y es deber de nosotros cuidarlo.

«Agregue esteroides para la pósima del fracaso» Por Luis Reyes

Category: Corriente Deportiva
0

Join the discussion

Your email address will not be published. Required fields are marked *