Extraído de ION Corriente Alterna 09.
Lunes 14 de Octubre 2013.
Por Luis reyes

¿Qué más puede uno pedir? Se supone que todo esto es lo que anhela cualquier ser humano para ser feliz, pero no en el caso de Ricky Williams. «Tenía 23 años, era millonario y lo tenía todo, sin embargo no podía estar más infeliz en mi vida» decía Williams. «Me sentí completamente aislado de mis amigos y familiares porque no les podía explicar lo que sentía. No tenía idea de qué estaba pasando conmigo».

¿Quién pensaría que este ídolo del Football americano que jugaba frente a cientos de miles de fanáticos, temía la idea de salir a una tienda o de saludar un fanático en la calle? Ni siquiera podía interactuar bien con su hija, mucho menos salir a la calle a hacer diligencias. Para los medios de comunicación Ricky era reconocido como una persona rara, ya que hasta para las entrevistas se dejaba su casco puesto y no interactuaba con los fanáticos.

Entonces todo termina… ¿o no?
Dada la increíble depresión que sentía, el futbolísta decidió retirarse abruptamente del Football americano a la temprana edad de 27 años. Williams dice que tomo esta decisión para buscar su paz y felicidad interna ya que no la recibía del dinero, ni de la fama, ni de su trabajo.

Williams después descubrió que sufría de trastorno de ansiedad social.
Afortunadamente, un buen amigo le sugirió ver una terapista. «Cuando conocí a Ricky no podía ni mirarme a los ojos», dijo Janey Barnes, la terapista que lo diagnosticó y lo trató. «Como muchas personas con su condición, Williams simplemente pensó que era tímido o raro, pero era claro para mí, que su ansiedad era debilitante, que es muy diferente a timidez».

Después de durar un año viviendo en un apartamento a oscuras y en una casa de campaña en una tierra en Australia, el atleta empezó su terapia y tratamiento y empezó a mejorar su condición. Se involucró en el arte del yoga y la medicina holística, cosas que lo ayudaron a involucrarse más con personas y conectarse consigo mismo.

El regreso de Williams.
Volvió a la NFL a la edad de 30 años, una edad considerada vieja para este deporte. A pesar de todos los años perdidos, Williams logro acarrear por 10,000 yardas en su carrera y convertirse en el único jugador en la historia en durar seis años entre temporadas de 1,000 yardas acarreadas.

En Febrero del 2012, Ricky Williams decidió retirarse de la NFL a la edad de 34 años.
Williams ahora se dedica a vivir en paz, enseñando yoga y ser un padre de familia para sus seis hijos.

«El curioso caso de Ricky Williams»

Category: Corriente Deportiva
0

Join the discussion

Your email address will not be published. Required fields are marked *