Extraído de ION Corriente Alterna 09.
Lunes 14 de Octubre 2013.
Por Emmanuel Rosado. @mannyrosadord

Por más de 8 años he venido capacitando y acompañando a miles de jóvenes en temas de habilidades sociales y espirituales. Una de las preguntas claves que siempre he realizado a los jóvenes es ¿eres feliz? donde más del 80 % han de responder que NO. ¿Cómo estamos midiendo la felicidad? ¿por decisión o por consecuencia? ¿como un estado o una condición?. Qué responderías si te preguntara en este momento ¿eres feliz…?

Según el diario La Nación, el índice de felicidad de la organización británica The New Economics Foundation en el 2011, Rep. Dom. quedó como segundo país más feliz del mundo. El estudio «Informe de Felicidad y Satisfacción con la Vida» contempla la respuesta que dan los ciudadanos al preguntárseles qué tan felices son. Consideró 143 países que congregan al 99% de la población del planeta.

El periódico Acento, nos presenta la realidad actual donde nuestro país es posicionado como el segundo país menos feliz de Latinoamérica. Un alto índice de desempleo reduce la felicidad, incluso de quienes trabajan, revela el informe del Earth Institute auspiciado por ONU. ¿Qué está pasando?
Bien es cierto que en la actualidad estamos careciendo de modelos a seguir. La inmediatez de la vida ha causado un gran vacío. Una persona muere en el mundo por suicidio cada 40 segundos. La OMS indicó que un millón de personas por año mueren por suicidio, una cantidad mayor que la suma de víctimas de guerras y homicidios.

La sociedad nos quiere imponer que, para ser felices, debemos de ser «exitosos». Hay que poseer grandes fortunas, pertenecer a cierto estatus social, entre muchas otras cosas más. ¿Es esto así o son simples percepciones?. Pues trataré de demostrarles que la felicidad es cuestión de actitud y decisión.

Actualmente estoy realizando dos maestrías empresariales en España (Coaching y Comunicación). Mi maestra española de dirección estratégica, Concha Mendoza, dijo algo que me impactó: «Viví 3 años en República Dominicana. Tenía una chica que iba a mi hogar a hacerme manicure. Un día le pregunté a esta dominicana “¿Acaso eres feliz con tu trabajo?”, y ella respondió “Soy la persona más feliz porque me encanta lo disfruto. Es increíble cómo puedo llegar a conocer a tantas personas a través de mis manos”».

La felicidad está en nuestras manos y en la manera que veamos las cosas. Es equilibrio, estabilidad y plenitud. Hay que rodearse de personas que nos sumen, que aporten a nuestras vidas de manera positiva, de las cuales podamos aprender, y que nos reten a ser mejores cada día. Esto sin duda ayudará. Si tienes por lo menos un 1 % de algo en común con otra persona, pues lucha un 100 % para mantenerlo e incrementarlo y la felicidad aumentará. Decía Madre Teresa de Calcuta «No permitas que nadie pase por tu vida sin dejarte mejor y feliz.»

La dicha, ¿En pesos, gramos o minutos?

Category: Corriente Social
0

Join the discussion

Your email address will not be published. Required fields are marked *