Recientemente estuve leyendo un libro del autor Martin Seligman llamado sobre la «Psicología Positiva», la cual estudia diversos aspectos del ser humano: emociones positivas como la felicidad, la alegría o el amor. Fortalezas como el optimismo, la creatividad, la gratitud, la sabiduría o la resiliencia.

Expone en el libro que las relaciones humanas que tenían mayor probabilidad de mantenerse estables en el tiempo, eran aquellas que de 5 cosas que se decían, 4 eran positivas y 1 negativa.

Hola… ¿Cómo estás?

Hoy  vemos cómo a muchas personas se les hace difícil resaltar las cosas positivas, tendiendo a no ser agradecidas con lo mucho o con lo poco que se les ha otorgado.

Transformando las cosas que dicen en 4 negativas por encima de 1 positiva.

Por eso hice una simple encuesta preguntando «¿Cómo están?». Las respuestas más comunes fueron:

 

Es como si la negatividad invadiera nuestro ambiente. Es por esa actitud que te invito a utilizar el positivismo y la gratitud como herramienta de acción para poder construir relaciones duraderas y sanas. Siempre hemos escuchado el famoso dicho de que «las cosas positivas, traen más cosas positivas». Pues, más que escucharlo y repetirlo, es aplicarlo en nuestro día a día.

Mi madre es una experta en eso. Siempre me dice: «Manny, resalta siempre las cualidades positivas de las personas aunque parezca no haber, pues siempre es posible descubrirlas.» Para Peterson y Seligman (2004), la gratitud es una fortaleza humana que permite manifestar la virtud de la «trascendencia»1, entendida como aquello por lo cual los seres humanos nos conectamos con el universo y otorgamos significado a nuestra vida.

Súper Peter y la comunidad
de Alexandría.

Les cuento el caso de «Peter Laboy», oficial de la policía de Alexandria, en Estados Unidos. Fue impactado por una bala en la cabeza en una escuela local. Sobrevivió al hecho gracias al cuidado de su esposa que es enfermera, pero más aun, por toda la comunidad que se unió en oración y acción para apoyar y agradecer su labor como policía.

El equipo de ION tuvo la oportunidad de conversar con ellos en República Dominicana, y él nos comentó:

«Pienso que lo que más me sorprendió, aún más que el disparo que me dieron, ha sido toda la gente que me ha ayudado. Por ejemplo: el equipo de Jockey de Washington, cuando hicieron la primera campaña de recaudación de fondos, todos pusieron sus autógrafos en los palos de Jockey y nos lo donaron para poder venderlos. También uno de los que era jefe de policía para ese entonces, tenía una placa enmarcada y sus demás placas como jefe de policía y un día se apareció y dijo: “Yo estoy donando esto, para que ustedes lo vendan”.

Cada vez que hicimos recaudación de fondos se lograron recaudar más de cien mil dólares».

Su esposa agregó: «Creo que para que una sociedad como la nuestra, reaccione de forma tan solidaria, hubo varios factores. Fue algo muy repentino. Él estaba trabajando en la calle y de noche.  Pasó en el patio de una escuela, esto afectó a las personas cuyos hijos estudiaban allí.

Pienso que las personas estaban conmocionadas, pues era el oficial con el cual ellos estaban familiarizados.

La recuperación de Peter ha sido una bendición, hemos sido realmente bendecidos».

Ese sentido de agradecimiento ante tanto amor y apoyo otorgado, le dio fuerzas para continuar con su posterior recuperación.

Una sociedad unida
y agradecida con Dios.

También podemos ver cómo personas que han dado sus vidas por causas nobles han podido prevalecer en el tiempo, pues la comunidad ha quedado impactada positivamente. Tenemos nuestra bella iglesia que en agradeci-miento a todo lo que Jesús hizo por la humanidad, hoy queremos ser como él y seguir sus pasos.

Una sociedad que reza unida, los unos por los otros, es algo para agradecer.

Peter Laboy concluye:  «El hecho de que las personas aun sigan ahí, rezando por nosotros y brindándonos su apoyo». Su esposa Suzi Laboy agrega: «eso me quita un poco de peso de mis hombros. Ya no tengo que ser solo yo la que diga “Por favor Señor haz que este sea un buen día para nosotros”. Sé que hay más personas haciendo eso, así todos podemos recibir esas bendiciones y seguir cuidándolo a él junto a los niños, asegurarme de que siga recuperándose».

Fundaciones contra el cáncer, contra las drogas, prevención de violencia, entre otras, se han constituido por personas que han superado situaciones adversas y en agradecimiento a la sociedad quieren devolver lo mucho que han recibido. La clave está en: ¡Agradecer SIEMPRE más!

1. La auténtica felicidad.
Martin E. P. Seligman

Una sociedad agradecida

Category: Corriente Social
0

Join the discussion

Your email address will not be published. Required fields are marked *