Manuel Sarraft

Si piensas que en este artículo te vamos a convencer de no hacerte un tatuaje te equivocas. No vamos a reclamar tu cabeza si tienes uno tampoco. Pretendemos «poner el punto sobre la i», pues la idea de los tatuajes nos llama o nos aleja, y hasta despierta acaloradas discusiones. 

 

El gusto por modificar nuestro aspecto externo, en busca de la afirmación de la individualidad, es una característica humana antigua y universal. Pero a veces es difícil no caer en la tentación de la encapsulada e idiótica idea de definir completamente a una persona solo porque lleva un tatuaje. Como si eso fuera una «gran vaina», o…¿ciertamente lo es?.

Su origen es bastante antiguo.

Ha sido y es una forma de expresión de los pueblos o de las personas de manera particular. Un «Statement» desde el Neolítico. «Ötzi, el Hombre de Hielo», es la momia humana natural más antigua de Europa de un hombre que vivió alrededor del año 3300 a.C. Su cuerpo bien conservado por el hielo presenta un 57 tatuajes: una cruz en la parte interior de la rodilla izquierda; seis líneas rectas de 15 cms. por encima de los riñones y numerosas líneas pequeñas paralelas a lo largo de las piernas, lumbares y los tobillos.Usando rayos X, los científicos han determinado que Ötzi pudo haber sufrido artritis en esas zonas, y se ha especulado que los tatuajes podrían haber sido realizados con una función mágico-curativa

Los habitantes de las tribus bárbaras del centro y norte de Europa a menudo tenían muchísimos tatuajes. Julio César describió estos tatuajes en el Libro V de su «Guerra de las Galias (54 a.C.)». Diversas culturas han tenido sus propias tradiciones del tatuaje, que van desde cortaduras manchadas, cortados a mano, pinchando la piel para insertar los tintes y hasta heridas a las cuales se les echaba ceniza. En el mundo occidental de hoy tiene sus orígenes en las antiguas expediciones marítimas, de manera específica, al contacto con las tribus amerindias y de la Polinesia, con los exploradores del siglo XVIII. Especialmente la práctica polinesia se hizo popular entre los navegantes europeos, de ellos tomaron la palabra samoana «tatau», para describir el tatuaje moderno.

Un dato curioso.

El tatuaje a principios del siglo XX era una moda con la que la corte imperial británica estuvo fascinada. El Rey George V se hizo un tatuaje con la cruz de Jerusalén cuando viajó al medio oriente y agregó un dragón a su antebrazo durante su visita a Japón. Sus hijos, los duques de Clarence y York,también se tatuaron en Japón durante su servicio militar, comenzando así toda una tradición familiar e instaurando una moda entre los monarcas.

Se tatuaron también el rey Frederick IX de Dinamarca, elrey de Rumanía, el de Yugoslavia y hasta Tsar Nicholas II de Rusia. Winston Churchill tenía un tatuaje de un ancla. A ellos hoy en día nadie los juzgaría. Más bien eso nos causaría sorpresa. Es como si Danilo Medina, Leonel Fernández o Joaquín Balaguer tuviesen un tatuaje y nos enteráramos. ¿Tal vez también Peña Gómez o Juan Bosch?

Jueces y verdugos.

Lo triste es que a las personas no pudientes, olvidadas, los que se han equivocado en su vida, aquellos que no entendemos… a todos ellos los condenamos y los marcamos. Juzgados como incomprensibles, los separamos y nos hacemos toda una idea de primera intención. A ellos les negamos la Gracia y la Salvación. Como si dependiese de nosotros. Como si fuésemos perfectos. Como si nunca hemos cometido algún error.

Tengo una amiga que recientemente decidió bautizarse. Ha vivido una vida difícil. Ha dicho «sí» muchas veces cuando debió decir «no». No había entrado bien en la iglesia cuando ya empezaba a ser juzgada. De los pies a la cabeza, fue rechazada por cómo se veía. Especialmente su tatuaje. Lleva un dragón tatuado y no tiene el dinero para removerlo de su cuerpo.¿Es esto justo? ¿Tal vez deberíamos cerrar las iglesias a los no cristianos y desde ahora, solo aceptar cristianos? Para el recuerdo: Los amigos de Jesúseran asesinos, perseguidos por la ley, recaudadores de impuestos, pescadores, prostitutas y adúlteros. Sin embargo, esos son bienvenidos porque no tienen tatuajes. Me molesta definir a toda una persona usando solo una palabra o una característica.

Una interrogante común es la enseñanza de la iglesia.

Ella no tiene una enseñanza oficial sobre el uso de tatuajes. No es un problema moral o de enseñanza teológica. La Iglesia sí enseña que el cuerpo es templo del Espíritu Santo y dicha enseñanza es acuñada porSan Pablo. Para él, el cuerpo es tan importante que lo menciona 78 veces en sus cartas, nos enseña que debemos respetarlo y ofrecérselo a Dios.

De primera intención la iglesia lo rechaza, no por el hecho de tatuarse ni a la persona que lo hace , sino porque en el proceso, existe riesgos de infecciones, reacciones alérgicas y consumo de sustancias nocivas para la salud. Sí, más o menos como piensa del alcohol o el cigarrillo.

En 1786, el concilio de Northumberland, Inglaterra, estableció que existen dos tipos de tatuajes: uno que proviene de la superstición pagana (condenado en ese momento por la iglesia) y otro tipo que era para la mayor gloria de Dios. Establece que todos los cristianos que habían recibido un tatuaje en el cual se represente alguna advocación de fe (una cruz, un monograma de Cristo, el nombre de un santo o su imagen, etc) debían ser consideradas como dignas de elogio

Si bien no existe una prohibición dentro de la iglesia católica, la figura tatuada debe cumplir con tres requisitos: no puede ser sacrílega, blasfema u obscena. No es lo mismo, por ejemplo, un pequeño tatuaje de una mariposa que el de un demonio. De hecho, en la página católicawww.catholic.es no hay un artículo expresando una opinión como en la mayoría de los temas tratados en la misma.Más bien existe una explicación de los tatuajes y los peligros más comunes de los mismos(http://es.catholic.net/jovenes/216/545/articulo.php?id=7385).Podríamos decir que es una guía de buenas prácticas.

En la mentalidad de la iglesia

hay una mayor preocupación.

Una «preocupación pastoral». Su razón principal reside en aquellos que representan afiliación a pandillas, a falsas espiritualidades como el «new age» u ocultismo.Por ejemplo, ningún cristiano debe utilizar este tipo de tatuajes porque en este caso, sí existe discrepancia con la enseñanza de la iglesia. Esto no significa que se le niegue el derecho a la conversión a esta persona. Más bien es que una vez nos hacemos cristianos nuestra mentalidad debe cambiar. ¿Quiere decir esto que no se puede ser cristiano o subir al cielo si tengo tatuajes? La respuesta es no. Un tatuaje no define tu salvación. Afirmar lo contrario sería como decir que si un niño nace en un McDonald’s entonces este sería una hamburguesa.

Pongamos el caso de José Carlos Hernández Hernández.

Para unos «Jochy», para otros «Chiva». ¿Podemos juzgarlo porque estaba en un concierto de rock, por sus piercings o por sus tatuajes?  Al pobre Jochy lo matamos dos veces. Lo matamos porque tenía tatuajes, piercings, pelo largo y tocaba rock pesado y porque murió a cuchilladas. Tal vez si hubiese sido primer violín  de la sinfónica nacional nos hubiese dolido más su muerte. Dijo alguna vez KhalilGibran «Puedes juzgar a los demás cuando te conozcas a ti mismo. Ahora dime: ¿Quién entre nosotros es culpable y cuál inocente?».

Yo escucho AC-DC, tengo buenos amigos ateos y de otras religiones, me gustan los carros de carrera y tengo amigos con piercings. Nadie me juzga cuando ando con ellos o cuando escucho estas canciones. ¿Será por cómo me visto? Tal vez si alguien se entera que soy cristiano me pudiese decir: «Eso no lo escuchan los cristianos» o «esto no lo hace un cristiano». A veces somos muy duros en nuestros juicios.

Trabajando en el curso Alpha he visto muchas cosas. En la sede del curso Alpha en Londres mi amiga Sandra Almánzar, al llegar, quien primero la recibió fué un anciano con pinta de rockero, en la puerta de la iglesia. Sí… en la entrada principal. La cara de Dios para todos los feligreses era esa persona. Repartía volantes acerca del próximo curso Alpha en la parroquia. Mi amiga Sandra, se encontró con un Jesús rockero, tatuado y con piercings, que le predicó las maravillas del Dios vivo sin ni siquiera cambiar quien eraél. A Dios le interesas tú como persona, tú completo.

Si en algún momento decides que deseas dibujar una imagen o texto de forma permanente en tu piel esperemos que sea porque significa algo para ti y no por el mero deseo de «querer un tatuaje». Pues lo que marques en tu cuerpo te acompañará de por vida.

Así que medítalo bien y sigue leyendo para encontrar todo lo que necesitas saber antes de marcar tu piel o por simple curiosidad y cultura general.

¿Qué es un tatuaje y como afecta realmente el cuerpo?

Lo primero que debes saber es que los tatuajes son la inserción del pigmento exogenous (la tinta)en la piel, realizada mediante punciones con agujasde una máquinaeléctricau otros elementos para hacer marcas visibles y permanentes. Y la pregunta que surge con ésta explicación es: ¿Duele? ¡Pues obvio! ¡Son agujas perforando tu piel constantemente! Claro, hay personas más tolerantes que otras y eso tiene que ver con la profundidad, tamaño y lugar del tatuaje así como la sesibilidad de la piel de quien se tatúa.

Recuerda que tu piel no es igual que la de aquel amigo tuyo que se tatuó. La cicatrización es difererente e incluso pueden surgir reacciones alérgicas locales o sistémicas durante el proceso y aún tiempo después de la realización del tatuaje. Incluso pueden surgir por un retardo en la degradación del color del tipo de tinta usado, es decir, que la alergia puede producirse años después de la realización del tatuaje.Y esto es apenas uno de los riesgos de hacerse un tatuaje.

RIESGOS:

Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), los tatuajes, además de una moda cada vez más extendida, plantean problemas médicos concretos. A pesar de las nuevas técnicas empleadas y una mayor higiene en su aplicación, los tatuajes son responsables de un elevado número de alergias.

Aproximadamente 5 % de las personas que se tatúan presentan reacciones adversas después o durante el proceso. Un porciento pequeño quizá, pero lo suficientemente importante para tenerlo en cuenta, además hay que agregar los riesgos de infecciones por contagio mucho más peligrosas que en algunos casos pueden detectarse con tiempo pero en ocaciones pueden tardar de 10 a 20 años en manifestarse.

INFECCIONES POR CONTAGIO:

• Hepaitis A,B,C.

• Sida.

• Chancroide.

• Tétanos.

• Pioderma.

• Verruga vulgar (VPH)

• Herpes simple y zoster.

• Molusco contagioso

• Transmisión de tuberculosis, sífilis, lepra.

 

REACCIONES ALERGICAS:

• Alergias locales y lesiones con alteración de la pigmentación.

• Hipersensibilidad aguda a todos ó algunos de los pigmentos.

• Dermatitis fotoalérgicas, fototóxicas (erup cióneritemovesicular o exfoliativa).

• Granuloma a cuerpo  extraño localizada o generalizada.

• Entre muchas otras.

El procedimiento correcto: Lo que debes recordar permanentemente:

• Verificar condiciones de higiene: del lugae y del personal que realiza el tatuaje.

• Verificar que el material a utilizar se encuentre esterilizado o que seadesechable.

• Realizar test de alergia al pigmento previo al tatuaje.

• Comprobar la composición de los colorantes, fabricante, lote, fecha de elaboración y fecha de caducidad.

• Vacuna antitetánica actualizada.

•Evitar las zonas más riesgosas para la realización del cuerpo son aquellas que asientan en cabeza (incluyendo boca, nariz), cuello y órganos genitales.

•No ingerir alcohol 24 horas previas al procedimiento.

•Ser mayor de 18 años o tener el concetimiento de un tutor responsable.

El cambio de parecer  y Eliminación de tatuajes

En el año 543 A.c. un médico griego llamado Aetius describió en sus escritos un método  antiguo llamado Salabrasión. Consistía en la frotación cuidadosa de la piel de compresas húmedas con granos gruesos de sal común hasta ver una erosión de la piel y destrucción física del tejido. Suponía varias sesiones dolorosas y en la mayoría de los casos no erradicaba el tatuaje completamente.

Afortunadamente en la actualidad existen nuevos procedimientos que pueden considerarse aceptables y más efectivos, pero aún con la tecnología moderna prometa que los tatuajes se puedan remover de forma sencilla no existe aún una técnica ideal de remoción que no sea costosa, libre de dolor y 100% efectiva.

El método más conocido es la utilización de láser de destrucción térmica y el tratamiento con láser de colorantes de impulso que ha supuesto un importante avance ya que actúa selectivamente y con una afectación mínima.  Pero aún es necesaria la anestesia local, varias sesiones del tratamiento y pueden aparecer inflamaciones, exudación, despigmentación y cambios en la textura de la piel.

Los químicos en tu piel según

el color que más te guste:

Los colores másfáciles de eliminar son los negros, azules y verdes, mientras que los rojos, amarillos y naranjas son mucho másdifíciles. De hecho, el color rojo es el principal productor de reacciones alérgicas, ya que contiene compuestos como óxidos de hierro y pigmentos orgánicos de madera de sándalo y laca roja.

TATUAJES: JUICIO EN TINTA PERMANENTE

Category: Corto Circuito
0

Join the discussion

Your email address will not be published. Required fields are marked *