Fuente: ION 25

La increíble historia detrás de la película Del «Cura Brochero»

El pasado mes de octubre del 2016 en un evento seguramente histórico, fue el papa Francisco, un papa también argentino quien exactamente a las 10:32 (cinco horas menos en Argentina) leyó la fórmula en latín que elevó a Josephum Gabrielem del Rosario Brochero al máximo honor de los altares. Mientras tanto, en una sala de edición del otro lado del mundo, se daban los toques finales a la película que relata la vida del mismo cura. Hoy vamos a conocer a la directora de dicho proyecto, Lorena Chucoff, nuestra artista de luz.

1. Cuéntanos de dónde nace la idea de hacer esta pieza.

Yo represento a una asociación civil, MARANATHA, que nos dedicamos a promover valores y evangelizar a través de la producción de contenido audiovisual. En este marco, en los meses próximos a la beatificación del Cura Brochero en el año 2013, nuestro sacerdote asesor nos sugirió hacer un material sobre la vida del santo para darlo a conocer.

Cuando nos enumeró todas las obras que Brochero había realizado, como la construcción de escuelas, caminos, iglesias, una casa de ejercicios espirituales, y que movilizaba a cientos de serranos en sus emprendimientos, nos surgió una pregunta: ¿Por qué se dice que Brochero es santo y no un emprendedor o un líder carismático o un visionario? Esta pregunta motivó una búsqueda que nos llevó a investigar y leer mucho para conocer a Brochero, y resultó ser un hombre cautivante. Descubrirlo, fue definitivamente lo que nos animó a embarcarnos en esta ardua tarea que nos ha llevado ya más de tres años.

2.¿Qué fue lo que más te impactó de la vida del Cura Brochero?

Yo de adolescente, en el colegio secundario, había realizado una travesía que consistía en caminar por la montaña (las altas cumbres de Córdoba, en Argentina) durante 5 días, haciendo el mismo recorrido que el Cura Brochero emprendía cada vez que traía a Córdoba a más de 200 serranos a hacer los ejercicios espirituales de San Ignacio. Si bien esa experiencia que viví en mi juventud me marcó, no sabía mucho de la vida del Cura Brochero y me parecía alguien lejano, muy vinculado a lo gauchesco (campesino), que no me identificada.

Pero luego, cuando conocí su historia, descubrí a un hombre que a lo largo de su vida fue haciendo un camino de entrega, con todas sus limitaciones y carencias, pero movido por un amor entrañable a Dios que se veía reflejado en todos sus actos. Un hombre que trabajó incansablemente junto a sus paisanos, con la sotana arremangada y su sombrero de ala ancha. Desposeído de todo, entregado a Dios con la humildad de los grandes hombres, que puso en riesgo su vida mas de una vez para salvar almas; que visitó al cuatrero más peligroso para que fuera a hacer ejercicios espirituales, porque creía en las personas más allá de lo que pudieran decir o de los errores cometidos. Ahí se veía su gran fe y misericordia.

En síntesis, creo que conocer a Brochero me impacto profundamente, su vida me mostró un camino concreto a

3.Muchos tienen deseos de hacer película las vidas de sus santos locales,pero siempre el mayor obstáculo es el dinero. ¿Cómo lograron sostener económicamente esta producción?

Yo de adolescente, en el colegio secundario, había realizado una travesía que consistía en caminar por la montaña (las altas cumbres de Córdoba, en Argentina) durante 5 días, haciendo el mismo recorrido que el Cura Brochero emprendía cada vez que traía a Córdoba a más de 200 serranos a hacer los ejercicios espirituales de San Ignacio. Si bien esa experiencia que viví en mi juventud me marcó, no sabía mucho de la vida del Cura Brochero y me parecía alguien lejano, muy vinculado a lo gauchesco (campesino), que no me identificada. la santidad.

4.Supimos que hubo complicaciones en el rodaje. ¿Nos cuentas un poco de esos retos y cómo lo usó el Señor para bien?

La grabación de este material comenzó en el 2013 y en ese momento el proyecto estaba concebido como un documental con algunas partes dramatizadas. Ya nos faltaban pocas escenas para terminar, estábamos grabando en la montaña una toma con los actores a caballo, cuando un camión que pasaba por la ruta nos tocó bocina, y uno de los caballos se paró en dos patas tirando al suelo al actor principal que interpretaba a Brochero. Gracias a Dios no se lastimó, pero el susto y el reposo que tuvo que hacer lo llevaron a desistir de continuar con el proyecto.

Eso para nosotros fue un golpe fuerte, habíamos gastado el dinero para hacer una película y no teníamos nada, porque todo el material no se podía usar, estábamos muy cansados y en un mundo donde el fracaso es una mala palabra, nosotros «habíamos fracasado» en nuestro intento de hacer una película. Sin embargo, el Espíritu seguía soplando alentándonos a seguir, era una locura pensar que después de esa caída, sin recursos ni subsidios nos podíamos levantar. Sabíamos que la película del Cura Brochero solo se podía hacer con fe, una fe inquebrantable, la fe de los profetas, la fe que nos han transmitidos los padres de la iglesia, la fe de Jesucristo, a la que estamos llamados todos a aferrarnos porque Dios no defrauda.

¿Acaso Dios estaba distraído cuando este actor se cayo del caballo? No lo creo, quizás fue necesario para bien del proyecto, o quizás fue que nos habíamos equivocado en muchas decisiones y teníamos que replantearnos el proyecto y mejorarlo. Así fue que decidimos volver a comenzar y proponernos plazos más largos para encarar ya la producción de una película ficcional, en lugar de un documental y además incluiríamos escenas de riesgo a caballo.

La película se había pensado solo para colegios y parroquias, nunca soñamos con llevarla al cine. Pero Dios tenía otros planes y en octubre de 2016 se presentó en Roma y se estrenó en Argentina en mas de 60 salas de cines comerciales. Estuvo en cartel durante tres semanas y la vieron mas de 20.000 personas.

A veces uno no comprende porqué pasan las cosas, pero la fe nos hace ir más adelante. Dios no nos abandona jamás.

5.Sabemos que la vida de los Santos interpela a todos. ¿Qué efecto viste que tuvo en los actores de la película?

A mí me gratifica mucho escuchar a los actores que se acercaron a este proyecto con algunos intereses profesionales y económicos -totalmente válidos, por cierto- pero que hoy hablan de Brochero como alguien tan cercano, a quien admiran, en quien creen, e incluso que se conmueven hasta las lágrimas al ver el final de la película.

No se si ser parte de este proyecto los llevó a creer en Dios. Pero creo que es un comienzo que crean en Brochero, los santos con su testimonio nos conducen a Jesús y en eso tenemos que confiar. Dios va sembrando con nosotros pero el tiempo de la cosecha no sabemos cuando será, me parece que lo importante es hacerlo con amor y entregarlo en las manos de Dios.

6.¿Y en ustedes la producción? Seguro que recibieron mucho de esta historia.

Esta experiencia marcó a todos los que de alguna manera participamos del proyecto, de diferente forma a cada uno. En lo personal no deja de sorprenderme y me llegó de una forma particular, este fenómeno extraordinario que pasa con los santos. Brochero falleció hace más de 100 años, cuando una persona muere al tiempo se la olvida o se la recuerda poco, pero con Brochero es como si estuviera presente en cuerpo y alma entre la gente. Sentimos su presencia en cada instancia de este proyecto, mientras escribíamos el guión, en cada día de rodaje, frente a cada dificultad, su compañía, su protección, su guía y amistad, estuvo siempre presente. Hoy puedo decir que forma parte de mi familia y de la asociación. Creo que lo más importante que nos dejó a la producción este proyecto fue, un nuevo amigo y colaborador: Brochero.

7.Para ti ¿Qué es lo más importante que se debe tener en cuenta a la hora de contar la historia de un Santo?

Al contar cualquier historia me parece que lo importante es ponerse en la piel del personaje, lograr una cierta empatía, poder de alguna manera identificarse con algún aspecto del relato, y tener algo que decir, algo que ayude a la gente, un mensaje que les de esperanza, que salgan del cine con deseos de ser mejores, de replantear su vida hacia los demás, de querer cambiar algo.

Para mi en relación a los santos es importante tener en cuenta que fueron personas como nosotros, no ponerlos allá arriba como seres extraordinarios. Yo creo que a veces elevamos tanto a los santos que los volvemos inalcanzables y entonces la gente solo les pide favores y no piensa que en realidad ellos son personas que han demostrados que el camino de unión con Dios es posible, que es un camino que nos conduce a la plenitud, que es maravillosos y nos muestra todo el bien del que es capaz el hombre cuando está y vive en Dios. Nos muestran que los milagros pueden ser algo cotidiano en la vida de todas las personas y no algo extraordinario, porque la vida es un milagro, el amor, un abrazo, un hijo, una flor, una sonrisa, todo es un milagro y un regalo de Dios, si se vive unido a él.

8.¿Qué le dirías a los cineastas que quieren servir a Dios?

Creo que si aman a Dios y quieren servirlo, pero de verdad quieren servirlo y no servirse, él los conducirá a esa tarea o ese lugar que los hará sentir plenos en todo sentido. El amor saca lo mejor de nosotros y lo potencia. Dios tiene planes increíblemente mayores a los que podemos soñar nosotros, por eso yo simplemente les diría «adelante», no duden y entréguense a la tarea con amor, que tarde o temprano dará frutos abundantes.

LORENA CHUCOFF

Category: Artistas De Luz
0

Join the discussion

Your email address will not be published. Required fields are marked *