Fuente: ION 27
Escrito por: Patricia Hane

DATOS:
• En el sector textil trabajan 40 millones de personas en todo el mundo..

• El 85% de ellas mujeres.

• En Bangladésh (India), uno de los países que más moda exporta, cobran una media de 3 dólares al día.

• La industria de la moda es la segunda que más contamina en el mundo, solo por detrás de la petrolífera.

• Producir un 1 kg de algodón se necesitan de 11.000 a 17.000 litros de agua.

El Papa Francisco redactó la primera encíclica jamás hecha sobre el cuidado de la creación y la ecología. Titulada «Laudato Si», pide al mundo unir sus fuerzas para luchar contra el cambio climático y la protección del medio ambiente. Todo lo que Dios creó en el planeta es para el uso de los hombres, pero se nos ha ido la mano a un punto casi irreversible y la moda no queda fuera de las industrias que han maltratado la ecología.

Lo que al principio fue en mecanismo puro de defensa contra los azotes de la naturaleza hoy es uno de los pilares fundamentales de cualquier sociedad. Acabamos de ver cómo venimos de un siglo lleno de extinciones de especies. Muchas de ellas fueron cazadas para pieles y materia prima para vestuarios y accesorios en las diferentes culturas, no solo en el sentido «artístico de la moda», sino también en el sentido más utilitario de la misma.

El impacto
del textil
en la creación

¿Haz visto el documental «True Cost»? Levanta la atención a un fenómeno sospechado y conocido, pero más que nada ignorado por todos: los costes tan altos (sociales, ambientales y éticos) de la industria de la moda low cost.

En un mundo en el que la rueda constantemente en marcha del «fast fashion» nos deja casi sin tiempo de reacción ni reflexión ante la decisión de compra, debemos replantearnos las dimensiones, no sólo espaciales si no también éticas, de nuestros armarios.

Actualmente compramos un 400% más de ropa que hace 20 años. Nos damos cuenta de que podríamos cambiarnos 3 veces al día de conjunto y aun así no nos daría tiempo a ponernos todas las prendas que guardamos en los cajones.

El mensaje va calando poco a poco en el sector. Embajadoras tan influyentes como Vivienne Westwood, Stella McCartney o la modelo-activista Cameron Russell se han convertido en las principales abanderas de esta oleada de concienciación que demuestra que la sostenibilidad en la moda no es una utopía. Grandes firmas como Zara se están uniendo al proyecto, liderado por HM. El grupo gallego ha puesto en marcha su programa «Inditex Green to Wear +», un proyecto en el que aplica un indicador estándar, desarrollado por la propia compañía, para garantizar que todos los productos se han elaborado bajo las condiciones sociales y ambientales adecuadas.

Para muestra, un botón: Stella McCartney
Una de las diseñadoras más conocidas por esta posición anti pieles es Stella Mccartney. Su casa de moda se rige en todas sus elecciones a promover lo «eco-amigables». En la confección de sus piezas no usa pieles de animales, sino materiales ecológicos y algodón orgánico. Usan energía renovable y sus shopping bags son biodegradables.

¡Hasta los carros que usan sus empleados para transportarse ellos y las mercancías son híbridos! Su misión es que el consumidor sea más consciente de lo que compra y del impacto que tiene en el medio ambiente tanto en la naturaleza como en los animales.

El cuidado de la flora y fauna de nuestro planeta es un deber de todos. Los motivo a tomar consciencia de los artículos que compramos, de que están hechos y de donde vienen sus componentes. Exploren marcas nuevas de ropa que sean ecológicas y respeten la dignidad de todos los seres vivos.

Bohodot
Es la firma de baño de la temporada. Su producción se realiza en talleres de Barcelona y la totalidad de sus tejidos pertenecen a proveedores españoles.

Reformation
«Únete a la reforma», es el lema de esta marca creada en 2009 por Yael Aflalo en Los Ángeles, California. Diseña y manufactura pequeñas colecciones de edición limitada en su propia fábrica, utilizando telas sostenibles como el Tencel y reutilizando prendas vintage.«Dress Healthy», «Real babes recycle» son algunos de los mensajes que pueden leerse en los carteles de sus tiendas. La sostenibilidad es el núcleo de su negocio en todos los niveles y el packaging de sus embalajes 100% reciclado.

People Tree
Una de las pioneras en esto del comercio justo y la sotenibilidad ambiental de la moda. Desde hace más de veinte años, recorren el mundo asociándose a artesanos y agricultores para producir colecciones de moda éticas y ecológicas.

Maëla
Es un proyecto familiar que ha dado como resultado estos bolsos hechos a mano en San Sebastián. El protagonista es el yute, una fibra 100% ecológica y biodegradable de gran resistencia y durabilidad.

Edun
Es la firma creada por Ali Hewson y su marido, el cantante Bono (de la banda U2), en 2005 para promover el comercio y la producción justa, equitativa y responsable en Africa. Sus prendas pueden encontrarse en MyTheresa.com

Urban Fawn
Se fabrican en pequeños talleres artesanos de España y sus metales proceden de minas responsables con mínimo impacto medioambiental.

Latitude
Prendas atemporales y materiales de calidad para unos básicos que escapan de modas pasajeras. Un fondo de armario basado en la calidad, a la que se incorporan nuevos valores que tiene que ver con la responsabilidad y sostenibilidad de la industria textil.

Ecoalf
El orgullo ecológico patrio nació en 2009 por iniciativa de Javier Goyeneche. Su concepto revolucionario de Tras(h)umanity resume la aceptación de los desperdicios como rasgo inherente de nuestra especie y la utilización de estos hasta transformarlos en materia prima. Así fabrican sus famosos anoracks y cazadoras con materiales tales como redes de pesca, botellas de plástico usadas, neumáticos e incluso posos de café.

Ahora mismo están volcados en «UPCYCLING THE OCEANS» un revolucionario proyecto que tiene como objetivo recuperar la basura que destruye el mediterráneo y transformarla en hilo de primera calidad.

Veja
Esta marca francesa va más allá de la moda de las sneakers, asociando diseño, comercio justo, inserción social y desarrollo sostenible. Su sede está en París, pero fabrican todas sus colecciones en el sur de Brasil, en Porto Alegre, con materiales obtenidos de pequeños productores del Noreste brasileño. Ayudando a sus familias y favoreciendo las condiciones de trabajo.

Everlane
Con una política de “transparencia radical” esta marca estadounidense considera que los clientes tienen derecho a saber lo que cuesta fabricar sus productos, así que revelan sus verdaderos costos y ofrecen al cliente la opción de elegir entre un rango de precios a la hora de pagar su compra en algunas prendas seleccionadas.

Irene Peukes
Guate va vest es la nueva colección textil de la diseñadora Irene Peukes también conocida por sus zapatos Pla. Una serie numerada de prendas de algodón realizadas en todo su proceso a mano con una comunidad guatemalteca, diseñadas y rematadas en Mallorca. De cada pieza tejida se obtiene una prenda, un vestido, una camisa o un fular. De manera que no se deshecha nada. Este aspecto pone en valor el trabajo artesano realizado al tejer cada pieza única.

Mercajeans
Vaqueros de fabricación nacional que en su proceso de elaboración establecidos por la empresa que permiten la elaboración de un producto óptimo basado también en la sostenibilidad mediante la utilización de energíasrenovables. Según sus propias palabras, “el hecho de fabricar aquí nos permite garantizar que tras nuestros chinos, vaqueros y el resto de nuestros modelos existen unas condiciones laborales dignas”.

12 marcas textiles que respetan la Ecología

Category: Corriente de Moda
0

Join the discussion

Your email address will not be published. Required fields are marked *